La despedida de Barovero en frases: “Ni en sueños pensé vivir esto”

A los 32 años, uno de los mejores arqueros en la historia de River Plate le dijo adiós al equipo al que le devolvió la grandeza. Marcelo Barovero, el héroe que se consagró bajo los tres palos de River a base de atajadas decisivas, el de aquel penal contra Gigliotti que marcó la eliminación a Boca Juniors en la Copa Sudamericana 2014 y el inicio de un ciclo histórico para los millonarios, ha decidido marcharse del club por motivos personales desconocidos para el mundo del fútbol. Con la despedida de Barovero se cierra definitivamente una era, una era gloriosa en la que el River de Gallardo levantó trofeos como la Copa Sudamericana y la Copa Libertadores, dominando sin atenuantes la escena del balompié sudamericano. Tras la partida de otros referentes de este ciclo como Carlos Sánchez, Rodrigo Funes Mori, Matías Kranevitter, Ariel Rojas, Teófilo Gutiérrez o Leonel Vangioni (que también se marcha esta temporada), ha llegado el turno para la despedida de Barovero, el héroe silencioso que, con más aspecto de oficinista que de deportista de élite, supo ganarse el corazón de la hinchada riverplatense con sus atajadas y ahora ocupa un lugar de privilegio junto a símbolos del arco de River como Amadeo Carrizo o Ubaldo Fillol.

despedida de barovero - frases de futbol

Las mejores frases en la emotiva despedida de Barovero de River Plate

Al final de un partido cuyo trámite resultó siendo anecdótico (River Plate derrotó a Gimnasia 1-0), Trapito Barovero fue sustituido por Augusto Batalla para que los hinchas le brindasen una despedida a la altura del ídolo. Y vaya si estaría a la altura: la ovación a Barovero fue tan monumental como el estadio donde tantas veces se convirtió en figura el ex-Vélez, Huracán y Atlético Rafaela. Todo el plantel de River, incluyendo a un Marcelo Gallardo entre lágrimas, se sumó a la despedida de Barovero y le dio un último abrazo sobre el césped del Monumental. Ni siquiera el propio Barovero, siempre ajeno a las muestras de emoción o efusividad, pudo contener las lágrimas al dar sus palabras de agradecimiento para sus compañeros, su familia y la hinchada de River Plate.

“Le quiero agradecer de nuevo a todos por tanto cariño, es lo mejor que me llevo, porque desde lo futbolístico se me cumplió todo. Ganar todo lo que gané en River fue lo mejor que me pasó en mi carrera. Y todo esto, en parte, se lo debo a (Marcelo) Gallardo”, declaró Barovero en sus palabras de despedida. Como muestra de gratitud, Trapito le obsequió sus guantes al entrenador que le dio toda su confianza bajo los tres palos, Marcelo Gallardo.

“Ni en sueños pensé vivir esto ni en convertirme en ídolo de River. Estoy muy feliz y emocionado. Todo esto es inolvidable. Me llevo grandes recuerdos y muchas alegrías. Les agradezco a todos por este momento”, señaló Marcelo Barovero conteniendo las lágrimas, mientras los miles de asistentes al Monumental coreaban “A Barovero nunca lo voy a olvidar”.

Con agradecimientos especiales para sus compañeros y su padre, concluyó la despedida de Barovero, quien posiblemente seguirá su carrera en el fútbol mexicano. Fueron cuatro años en River Plate, cuatro años en los que el club de la banda cruzada recuperó la gloria de ser uno de los grandes de Sudamérica. Y gran parte de esto es mérito del héroe silencioso, el arquero que, con sus inolvidables actuaciones, habló como se debe hacer: en la cancha. Trapito Barovero no dejó muchas frases de fútbol para el recuerdo en su paso por River Plate; en cambio, las frases de fútbol hablarán sobre él, acaso el mejor portero en la historia del club.

Comentarios