“Me cortaron las piernas”, frases de Diego Maradona

frases-de-diego-maradona

frases-de-diego-maradonaEsta frase retrata a la perfección uno de los momentos más tristes en la carrera del astro argentino Diego Armando Maradona. Campeón del Mundial 86 y considerado por muchos el mejor futbolista de la historia, Maradona tuvo una carrera realmente de película, marcada por tantos momentos de gloria como de sufrimiento.

Como reza una de tantas canciones escritas en su honor, El Diego es “un ángel con las alas heridas”, y si su marca divina es esa zurda inigualable, su sello personal es esa intensa humanidad que lo ha conducido por igual entre cielos e infiernos. Una humanidad que se refleja en cada una de las célebres frases de Diego Maradona.

Frases de Diego Maradona: “Me cortaron las piernas”

Se jugaba el Mundial Estados Unidos 94, y Diego Maradona era la esperanza de una selección Argentina que había sudado sangre para clasificarse en un insólito repechaje contra Australia. Pero las ilusiones mundialistas de la albiceleste se truncarían después del segundo partido de primera fase, en el que habían derrotado a Nigeria y conseguido la clasificación a octavos de final. Maradona fue seleccionado para el control antidoping, dando positivo por efedrina y sufriendo la expulsión del certamen.

Triste despedida para una leyenda de las copas del mundo: en una escena inolvidable, el Diez se retira del campo ante las cámaras, tomado de manos con la enfermera para realizar ese fatídico examen antidoping. El propio Maradona se encargaría de poner el epitafio perfecto para su despedida mundialista con unas declaraciones que quedaron para la historia, como muchas otras frases de Diego Maradona:

No quiero dramatizar, pero créanme que me cortaron las piernas. Me cortaron las piernas a mí, le cortaron las piernas a mi familia, a los que están al lado mío. Ahora nos sacaron del Mundial, nos sacaron la ilusión, y sobre todas las cosas me sacaron del fútbol definitivamente, porque no creo que quiera otra revancha. Tengo los brazos caídos y el alma destrozada. Lo único que quiero que les quede claro a los argentinos es que no me drogué: no corrí por la droga, corrí por el corazón y por la camiseta.

 

Comentarios