“Correré como negro para vivir como un blanco”, frases de Samuel Eto’o

correré-como-negro-para-vivir-como-un-blanco

Una fiera dentro y fuera del campo, así se puede definir a Samuel Eto’o. Cuatro veces ganador del premio al Mejor Jugador Africano, este león camerunés no ha pasado desapercibido en ninguno de los equipos que componen su impresionante trayectoria. Y es que ningún futbolista del continente africano ha ganado lo que ganó Samuel Eto’o: 4 títulos de liga (3 con FC Barcelona y 1 con Inter de Milán), 3 títulos de UEFA Champions League (2 con Barcelona y 1 con Inter) y 2 de Copa África de Naciones (con Camerún) son apenas algunos de los trofeos de caza que exhibe este depredador del gol.

En los mejores momentos de su carrera, Samuel Eto’o era la mezcla perfecta de poderío físico y técnica: así como le sacaba 2 cuerpos de ventaja a cualquier defensor en carrera, podía frenarse y clavarla en el ángulo con una facilidad pasmosa. Si a esto le sumamos su notable olfato goleador y su sentido de la ubicación privilegiado, tenemos una máquina del gol realmente mortífera.

Y si en la cancha Samuel Eto’o era explosivo, fuera de ella era una auténtica bomba. En todos los equipos donde jugó levantó ampolla por su irreverente personalidad. El camerunés nunca le ha sacado el cuerpo a la polémica, y dice lo que piensa sin ningún pudor. Y este rasgo no es algo que ha surgido con los años y la autoridad de ser una estrella del fútbol mundial: al ser fichado por el Barcelona con apenas 23 años, Eto’o ya disparaba munición verbal de grueso calibre.

“Correré como negro para vivir como un blanco”

En su presentación como jugador azulgrana, Eto’o dejó declaraciones que se convertirían instantáneamente en una de las frases célebres del fútbol y revelarían su inmenso compromiso con la lucha contra el racismo. Al ser consultado acerca de las expectativas sobre su traspaso al Barcelona, Samuel Eto’o respondió con una de las más picantes frases del fútbol, ¡una promesa que cumpliría con creces!

No soy de prometer cincuenta goles, pero correré como negro para vivir como un blanco mañana, seguro que correré.

Comentarios